miércoles, 26 de enero de 2011


Ábrete a caminos, descubre las puertas que nos da la vida, más que descubrirlas es tener el valor para atravesar esos obstáculos. La mayoría de las cosas cambian, pero no por eso debemos cambiar el rumbo y sentido de la vida. Las personas cambian, a veces para bien y a veces no, pero no nos dejemos derrotar por las mentes y pensamientos de personas negativas, cuando sabemos que las cosas son de una forma no distorsionemos esa forma nuevamente, si la gente dice que no es para tu bien, analiza, piensa, y si se da la posibilidad, descubre y ábrete a caminos, si erraste, aprendiste, entendiste, ahora queda el tiempo, el gran tiempo para seguir ese rumbo de la vida, porque la vida tiene un rumbo, no te preocupes si es duro, si es frágil, no te preocupes de cómo es la vida, preocúpate de cómo haces tu vida, pero no lo pienses por mucho tiempo, el tiempo no se debe malgastar mucho, ocupa el tiempo para lo justo y preciso, date el tiempo para agradecer, para aprender a caminar por la vida, para valorar, para todo lo que necesites en tu día y en tu vida, date el tiempo para vengarte, para odiar, para guardar rencor, para que aprendas que eso es lo negativo en tí, y cuando aprendas que eso es negativo, date el tiempo de arrepentirte y perdonar, y perdonarte a tí mismo por tus errores.

5 comentarios:

  1. me encanta tu texto de hoy!!!
    muy bueno!
    un beso^^

    ResponderEliminar
  2. Así es: Debemos darnos tiempo para divertirnos, dar las gracias, sonreír.. pero no perderlo en cosas innecesarias.

    ResponderEliminar